au pair

Cómo vivir con un presupuesto como Au Pair

por Julia el Nov 05, 2019
Cómo vivir con un presupuesto como Au Pair
¡Felicidades! Has encontrado una Familia Anfitriona adecuada y te mudarás con ella en un futuro próximo. Pero ahora te preguntas, ¿Cómo vivir con un presupuesto como Au Pair? Como habrás leído en nuestro Au Pair Wiki, los Au Pairs reciben dinero de bolsillo semanal o mensual que pueden utilizar en su tiempo libre o para algunos extras como ropa, maquillaje, actividades de tiempo libre y recuerdos para su familia y amigos en casa.
 
Como Au Pair tienes una ventaja llamativa, no necesitas pagar el alquiler ni las comidas diarias porque tu Familia Anfitriona lo cubrirá por ti. Además, en algunos países, las Familias Anfitrionas también pagan (en parte) el curso de idiomas y tu seguro. Pero seamos sinceros, no vas a hacerte millonario como Au Pair. Sin embargo, puedes ahorrar más dinero del que crees. Hemos recopilado los mejores consejos para ahorrar dinero.
 

1. Preparar la comida en casa

¿Quién no conoce esta situación? Estás planeando un día fuera, ya sea una excursión turística o simplemente un paseo por el parque local. Al cabo de un rato te entra hambre y encuentras un buen restaurante. Lo que parece muy bonito se convierte en una pesadilla cuando te llega la cuenta. ¿14 euros por unos espaguetis? ¿18 euros por una chuleta? Puedes evitar esos momentos de shock muy fácilmente preparando tu comida en casa. Tendrás tres comidas al día en casa, así que prepárate un pequeño tentempié como una ensalada o quizás un sándwich cuando salgas de paseo. Así no tendrás que comprar comida cara en un restaurante. ¿Crees que ya estás ahorrando dinero con sólo comprar bocadillos en los restaurantes de comida rápida locales? En realidad, no estás ahorrando si crees que el McD&Co es barato. En primer lugar, vas a pagar con tu salud ya que la comida rápida es muy baja en vitaminas y muy alta en calorías y grasas saturadas. Además, la mayoría de la comida rápida no tiene mucha fibra, por lo que tendrás hambre justo después de una comida enorme. Una mejor opción es ser sostenible y preparar una alternativa saludable en casa. 

2. No comprar bebidas

Muy parecido al primer punto, ahorrarás mucho dinero si evitas comprar bebidas. Siempre que te muevas, no olvides llevar tu botella de agua. En la mayoría de los países puedes rellenarla con agua del grifo o en las fuentes locales de agua potable. Puedes utilizar una vieja botella de plástico o, mejor aún y más sostenible, comprar una botella de vidrio que durará para siempre. La compra de una botella de este tipo puede parecer un gasto al principio, pero después de unos días de no comprar más bebidas en bares, restaurantes y quioscos locales, valdrá la pena. No sólo estás haciendo un bien para tu cartera, sino también para el medio ambiente, porque así no consumes plástico innecesario. 

3. Visitar eventos culturales gratuitos

¿Sabía que muchos museos de las ciudades europeas son gratuitos? Busca museos públicos y municipales y lugares culturales como iglesias o ayuntamientos. Durante mi estancia en Francia, no pagué por ninguna actividad cultural que visité. Por supuesto, también hay exposiciones privadas, pero en este caso pueden tener un descuento para jóvenes, estudiantes o incluso Au Pairs. Busca eventos locales como festivales de la ciudad, mercados y fiestas tradicionales como el Carnaval o los mercados de Navidad. Visitarlos es gratis y, si tienes en cuenta los puntos 1 y 2, podrás resistir fácilmente la tentación de comprar comida allí. 

4. Esperar antes de consumir 

Todos hemos pasado por eso. Descubres el centro comercial más elegante de tu nueva casa o caminas por el paseo comercial local y ves la falda/pantalón/vestido perfecto. ¡Necesitas esta prenda ahora mismo! Decides comprarlo, lo llevas a casa y de repente desaparece, porque ya no te gusta. Es muy común sentirse satisfecho después de comprar, pero hay que entender el mecanismo que hay detrás de esto. Durante las compras tu cerebro se inunda de estímulos. Ves muchas cosas bonitas, hueles perfume y escuchas música alegre que te mantiene feliz y dispuesto a comprar. Una vez que entiendas que este escenario tiene como objetivo manipularte para que compres más de lo que necesitas, podrás romper el ciclo. La palabra clave es mirar el escaparate. Anota lo que te gusta y haz fotos. Pero espera antes de consumir. Vuelve a casa y comprueba si sigues pensando en un determinado artículo y si realmente lo necesitas. Te sorprenderá la cantidad de dinero que puedes ahorrar utilizando este método fácil pero muy eficaz.

5. Pagar siempre en efectivo

No hay duda de que vivimos en un mundo virtual. Se puede hablar con amigos que no puedes ver, se pueden pintar cuadros que no se pueden colgar en la pared y se pueden comprar cosas sin necesidad de entregar dinero tangible. Y esa es la cuestión. Intenta comprar algo que cueste 50 euros. Tomar el billete y entregarlo en la vida real duele si necesitas ahorrar. Una vez que el dinero vuelve a ser material, entiendes su valor. Pero pagar algo con un clic en línea o con tu tarjeta en una tienda parece mucho más fácil. Te engaña haciéndote creer que no has gastado tanto dinero, pero ciertamente lo has hecho. Además, pagar en efectivo tiene un bonito efecto secundario. Si retiras una determinada cantidad cada semana y dejas de gastar dinero cuando tu cartera está vacía, no puedes gastar más de lo que querías porque es físicamente imposible. Sal del mundo virtual si vives con un presupuesto. Sin duda, te ayudará a alcanzar tus objetivos financieros. 

6. Segunda mano y compartir en lugar de marcas

Escucha con atención, muchas marcas producen en las mismas fábricas y en las mismas condiciones que las llamadas marcas sin nombre. Esto significa que sólo pagarás más por el nombre de la marca en tu camiseta. Pregúntate si realmente necesitas las gafas de sol de una marca cara. ¿Por qué las quieres de todos modos? Impresiona a la gente con tu personalidad especial y una gran sonrisa, y no con ropa cara. Si todavía te gustan las marcas caras, no te preocupes, puedes encontrar muchas tiendas de segunda mano y mercadillos en muchos países. Hay diferentes niveles para cada presupuesto. Las verdaderas tiendas vintage cuestan un poco más, pero puedes encontrar ropa de calidad incluso de ciertas marcas con un 50% de descuento. Si prefieres un estilo individual, intenta comprar en los mercadillos. Aquí encontrarás a muchos fashionistas que quieren crear espacio para ropa nueva en su armario y regalar sus cosas viejas por unos céntimos. Tercera idea, ¡comparte! ¿Tú y tus amigos tienen el mismo gusto por la moda? Pues empiecen a compartir sus prendas. Así pasarás más tiempo con tus seres queridos y gastarás menos dinero en ropa que no necesitas.

7. Anotar tus gastos

Este es quizás el mejor consejo que recibirás cuando se trata de vivir con un presupuesto. Anota cada uno de los gastos que tienes en tu vida. Guarda los recibos de todo lo que compres y en caso de que no los tengas, anótalos en tu teléfono. En casa harás una lista (yo misma prefiero el Excel o las hojas de Google porque es ordenado y fácil de entender). En la parte izquierda insertas la fecha y luego insertas cada gasto en una nueva columna. Como sabrás hay diferentes funciones en esos programas de cálculo. Una de ellas es la de calcular una suma. Puedes utilizar esta función para calcular cuánto has gastado en un solo día y en todo el mes. ¡Este es el camino a seguir! Durante mi estancia en Francia, viví con un presupuesto muy reducido y sobreviví con este truco. Sabía cuánto podía gastar cada mes y cada semana y luego llevaba la cuenta de todo. En la celda que indicaba la suma total podía ver siempre cómo iba y si podía alcanzar mi objetivo económico. Un consejo extra, resta tus gastos mensuales de tu suma objetivo predefinida. Puedes ahorrar este dinero o gastarlo en algunos artículos extra el mes siguiente sin tener mala conciencia. 

8. Fiesta en casa en lugar de salir

Por supuesto, tendrás que pedírselo a tu Familia Anfitriona, pero es mucho más barato si tus amigos vienen a casa en lugar de salir cada fin de semana. La comida y las bebidas del supermercado que necesitarías para una velada agradable no son tan caras como en los restaurantes y bares, además de que puedes evitar el pago de la entrada a las discotecas. Y seamos sinceros, de todos modos, no puedes hablar con tus amigos en un club, ¿verdad? Muchas Familias Anfitrionas incluso prefieren que su Au Pair traiga amigos (tal vez otros Au Pairs) y conocerlos en persona

9. Intentar alejarte de los anuncios

Los anuncios te hacen desear cosas que antes ni siquiera conocías. Pero una vez que ves que hay auriculares inalámbricos tus viejos parecen estar fuera de moda. Y una vez que la industria de la moda etiqueta el rojo como el nuevo color de la primavera tu falda amarilla es inútil. Sé lo difícil que puede ser resistirse a la publicidad bien hecha. Es subconsciente y alimenta la necesidad humana de cosas nuevas y emocionantes. Pero créeme, si tratas de supervisar los anuncios en tu entorno, tu vida será mucho más fácil. Tus auriculares estarán bien y podrás seguir llevando y amando tu falda amarilla que te recuerda a tus últimas vacaciones. Especialmente para las Au Pairs más jóvenes que están entre ustedes, es tentador, pero cuanto más viejo te haces, más sabes que eres tú quien marca la tendencia de tu propia vida. Y que las cosas nuevas no prometen satisfacción sino una cartera vacía que al final te hará aún más infeliz. Si necesitas un poco de apoyo, mira algunos documentales sobre la industria de la moda o del entretenimiento y hazte una idea de dónde viene realmente tu producto. No digo que no debas consumir en absoluto. Pero, especialmente como Au Pair con medios económicos limitados, te recomiendo que consumas con prudencia.

10. Ahorrar una cantidad fija cada mes

El programa Au Pair es una etapa hermosa de tu vida. Conocerás a gente interesante, aprenderás un nuevo idioma y experimentarás muchas cosas que siempre recordarás. Pero el programa no durará para siempre. En algún momento terminará y entonces serás feliz si no estás en la ruina. Asegúrate de ahorrar una cierta cantidad cada mes para poder ahorrar para tu educación después del programa Au Pair o para pagar el primer mes de alquiler de tu nuevo apartamento en casa. Sean cuales sean tus planes te agradecerás a ti mismo si siempre has ahorrado algunos euros/dólares para el futuro. Ahora, al estar equipado con nuestros consejos y trucos, esto ya no debería ser un gran problema.
También recuerda que elegir vivir la experiencia Au Pair en el campo probablemente te ayude a ahorrar algo más de dinero. Las grandes ciudades suelen ser más caras en cuanto al coste de la vida.
Halloween alrededor del mundopor Felicia el 29 Oct, 2019Leer más »
Trabajos después de la estancia Au Pairpor Julia el 07 Nov, 2019Leer más »
Algunos comentarios...
Déjanos tu respuesta:
Nuestras redes sociales
Sigue nuestras cuentas de AuPair.com - visita nuestras redes sociales, únete a nuestra comunidad y recibe las últimas noticias del mundo Au Pair.
Suscríbete a nuestro boletín:
Suscribirse como:
Al registrarte, aceptas recibir comunicaciones de AuPair.com. Recuerda que puedes dejar de recibir nuestro boletin en cualquier momento.
Únete a nosotros
¿Tienes ganas de empezar el programa Au Pair? AuPair.com te ayudará a encontrar tu futura Au Pair / Familia anfitriona.
Regístrate con nosotros y conoce lo que podemos hacer por ti:
Registrarse como Aupair Registrarse como familia