au pair

Cómo convertirse en enfermera pediátrica - Trabajos después del año Au Pair

por Julia el Feb 06, 2020
Cómo ser enfermera pediátrica - Trabajos después del año Au Pair
Es bastante obvio que las personas que quieren ser Au Pair tienen un vínculo especial con los niños. Sin embargo, la estancia de Au Pair termina con el tiempo y muchas personas desean seguir trabajando con niños. Es lógico que trabajar como enfermera pediátrica sea una oportunidad laboral ideal. Ya has demostrado que puedes manejar el trabajo con niños, ahora puedes profundizar aún más en la salud y el bienestar de los niños. 
 
En este artículo vamos a explicar qué hace una enfermera de pediatría, lo que gana una persona con esta profesión y cómo tú puedes convertirte en enfermera de pediatría.

¿Qué es una enfermera pediátrica?

Las enfermeras de pediatría suelen considerar su profesión no sólo como un trabajo, sino como una vocación. No es de extrañar, ya que desempeñan un papel importante en la vida de un niño y su familia. Las enfermeras proporcionan a las personas atención médica y sanitaria. Las enfermeras de pediatría están especializadas exclusivamente en las necesidades de los niños desde su nacimiento hasta el final de su adolescencia. A pesar de que los niños son sus principales pacientes, a menudo tratan con los padres y la familia del paciente. Les explican el estado del niño y les tranquilizan.
 
Junto con los médicos y otros profesionales sanitarios, forman un equipo dedicado a la salud de los niños. De hecho, las enfermeras ven al pequeño paciente mucho más a menudo que el propio médico. Su deber es cuidar y pasar tiempo con ellos cuando no se sienten bien. 

Para prepararse para esta tarea, realizan una formación en pediatría en la que aprenden todo lo relacionado con las necesidades sanitarias de los niños. Como sus cuerpos aún están en crecimiento, no se puede comparar la enfermedad de un adulto con la de un niño. Se necesita empatía, pero también mucha experiencia para manejar cada situación de la manera correcta
 
Además, como los niños no siempre pueden comunicar sus problemas -sobre todo los más pequeños, que aún no saben hablar-, hace falta mucha paciencia y empatía para averiguar dónde les duele y calmar al pequeño paciente. Además, como expertos en salud infantil, los enfermeros pediátricos pueden explicar la dolencia de forma clara y adecuada. Pueden utilizar estos conocimientos para informar a los padres sobre el diagnóstico y el tratamiento.

Tareas del trabajo

Las tareas de enfermería son muy variadas. Como cualquier otro tipo de enfermera, las enfermeras de pediatría prestan atención sanitaria. Su rutina puede incluir tareas como exámenes físicos, extracción de sangre y vacunación de niños. Otras tareas son:
  • realizar exámenes físicos en las escuelas
  • medir las estadísticas vitales
  • organizar los horarios de atención a varios pacientes
  • intervenir en situaciones de emergencia
  • disminuir el dolor del niño suministrando medicamentos
  • comprobar los signos de maltrato
  • apoyar y cuidar a los niños moribundos
También hay otras tareas que requieren habilidades más sutiles, como mantener la privacidad en la relación con el paciente o defender las necesidades de los niños. También anticiparse a los temores del paciente es una tarea muy importante de una enfermera infantil.

Condiciones de trabajo

Las condiciones de trabajo de una enfermera pediátrica dependen del entorno laboral. Las enfermeras pueden trabajar en hospitales, consultas médicas, clínicas, colegios, centros educativos y otros entornos sanitarios como la asesoría.
 
Existen otras especificaciones como la unidad de urgencias, la unidad neonatal, la unidad de cardiología o la unidad de oncología. El tamaño de las instalaciones suele determinar el número de unidades que tiene un hospital. Cuanto más grande sea el hospital, más opciones potenciales tendrás.
 
Sin embargo, también hay proyectos comunitarios para los niños que tienen un acceso limitado a la atención sanitaria. Algunas enfermeras pediátricas también trabajan en países en desarrollo. Médicos sin Fronteras, por ejemplo, siempre busca personal pediátrico para sus equipos internacionales. Trabajar para una ONG puede ser una experiencia realmente gratificante. Pero atender a los niños y enfrentarse a la miseria mundial es todo un reto. Una enfermera, especialmente las que trabajan con niños, debe ser capaz de mantener la distancia. A continuación hablaremos de las habilidades que necesitas. 
 
Además, los horarios de trabajo también pueden ser difíciles. Los niños enferman las 24 horas del día, así que es posible que trabajes por turnos, de noche y los fines de semana incluidos. En muchas ocasiones, el personal médico se siente abrumado e ignorado por la política porque el sistema sanitario es desastroso en muchas regiones del mundo. Si sientes que quieres ayudar y no te asusta el trabajo duro, sigue leyendo.

Cómo convertirse en enfermera pediátrica

La forma de convertirse en enfermera pediátrica es diferente en cada país, ya que la mayoría de los gobiernos regulan el sistema educativo de forma diferente. Vamos a resumir la forma general de convertirse en enfermera pediátrica.

Paso 1: Averigua si este trabajo es para ti

Antes de empezar a solicitar trabajo, piensa si realmente quieres ser enfermera de pediatría. Experimentarás la curación de los niños, pero al mismo tiempo te enfrentarás a mucho dolor. Ver morir a un niño es algo que nunca olvidarás. Si sientes que todavía quieres consolar a los niños en esta situación y crear el mejor ambiente posible para ellos, ¡adelante!

Paso 2: Ponte en contacto con los centros sanitarios

¡Practica un poco! En la mayor parte del mundo no hay suficientes personas que trabajen en la asistencia sanitaria. Teniendo en cuenta la falta de personal en casi todo el mundo, encontrarás muchas oportunidades para aportar un par de manos. Solicita unas prácticas o hazte voluntaria en un hospital. A veces las clínicas buscan personas que lean cuentos a los niños que padecen cáncer. Esta es una buena manera de saber si encajas. 

Paso 3: Hazte enfermera

Este paso es diferente en cada país. En el apartado "Formación y certificación" veremos las distintas formas de hacerlo. En algunos países tendrás que hacer un aprendizaje, mientras que en otros tendrás que ir a la universidad.

Paso 4: Conseguir la especialización

Este paso depende del país en el que quieras trabajar. En algunas regiones, el aprendizaje como enfermero te permite trabajar en un departamento de pediatría. En algunos países, como Estados Unidos por ejemplo, tendrás que obtener una certificación adicional. Esto demostrará tu experiencia en este campo y también te permitirá dedicarte a la pediatría.

Formación y certificación

Dado que la formación y las especializaciones varían en cada país, vamos a hablarte de algunos países seleccionados:
  • Estados Unidos: En los Estados Unidos, primero hay que ser enfermera registrada (RN). Para poder acceder al programa de CPN (enfermera pediátrica certificada) necesitarás un diploma, un título de asociado, una licenciatura o un máster en enfermería o superior. Sin embargo, te será más fácil encontrar trabajo si tienes al menos una licenciatura. La formación se compone de educación formal y experiencia práctica. La formación completa te llevará entre 4 y 6 años, dependiendo de la titulación que elijas. Para tener las mejores opciones profesionales, deberías asistir a la universidad después de graduarte.
  • Alemania: En Alemania, la regulación de este trabajo cambió el 1 de enero de 2020. Antes, las personas podían comenzar un aprendizaje después de graduarse de la escuela centrándose únicamente en la enfermería infantil. Desde principios de año, la formación de enfermería pediátrica, geriátrica y general se combina. Esto significa que no sólo te centrarás en los niños, sino también en la enfermería general y en las necesidades de los ancianos. Este paso se dio porque no hay suficientes enfermeros en general en Alemania y los jóvenes deben recibir una formación que les prepare para trabajar en varios ámbitos laborales. El aprendizaje dura 3 años. Durante este tiempo, asistirás a cursos en una escuela especial de enfermería y atención sanitaria mientras realizas prácticas en clínicas y otros entornos de trabajo, como la atención ambulatoria. Actualmente surgen cada vez más cursos en la universidad, pero no se sabe si será una ventaja tener un título de enfermería. De todos modos, no lo necesitas para trabajar como enfermera.
  • Australia: La situación en Australia es bastante similar a la de Estados Unidos. Para trabajar en pediatría primero tienes que convertirte en una enfermera registrada y esto requiere una licenciatura en enfermería en la universidad durante 3-4 años. Después de tu graduación tienes que trabajar en un entorno clínico al menos durante 12-18 meses antes de empezar el certificado de postgrado.
  • Irlanda: Una vez obtenido el certificado de fin de estudios, se necesita una Licenciatura en Enfermería de 4 años para trabajar como enfermera en Irlanda. También hay un postgrado de 1 a 2 años que puedes utilizar para especializarte en pediatría. Alternativamente (y si ya sabes que sólo quieres trabajar con niños), puedes empezar una licenciatura en enfermería pediátrica que te llevará 4 años.
  • Italia: En Italia no existe una diferenciación estricta entre las enfermeras. Para ser enfermera, tienes que cursar una licenciatura de 3 años. Si quieres trabajar en la gestión sanitaria y mejorar tu carrera, puedes añadir una especialización que te llevará 2 años. Sin embargo, esta formación es sólo opcional. Podrás empezar a trabajar cuando termines la licenciatura.
  • Países de África: En países como Sudáfrica, Zambia, Uganda, Malawi y Kenia, sólo el 1% de las enfermeras están especializadas en pediatría. Los gobiernos de esos países quieren reforzar la mano de obra en este campo. En Sudáfrica, por ejemplo, la licenciatura puede completarse en 4-5 años. Después de graduarse, pueden añadir un máster en enfermería general, enfermería psiquiátrica o obstetricia. 

Perspectivas laborales

Las perspectivas laborales de una enfermera son, en pocas palabras, excelentes. Por desgracia, siempre habrá niños enfermos en el mundo. Afortunadamente, tú estarás ahí para ayudarlos. Como enfermera pediátrica tienes muy buenas oportunidades laborales en cuanto a encontrar un trabajo nada más graduarte y tener una situación laboral estable y segura. En muchos países incluso hay escasez de personal médico, así que el momento de hacerse enfermera es ahora.
 
Sin embargo, el trabajo también tiene sus inconvenientes si se tiene en cuenta el salario en algunos países, ya que aunque las enfermeras tienen una gran responsabilidad y son esenciales para que el sistema sanitario funcione, en algunos países puede que no se gane tanto como en una empresa. A continuación te explicaremos el salario. No obstante, si realmente quieres ayudar a la gente y hacer del mundo un lugar mejor, puede que el dinero no sea lo más importante en tu vida. La decisión de seguir esta carrera depende de tus objetivos generales en la vida.

¿Cuánto gana una enfermera de pediatría?

El salario de una enfermera de pediatría varía en cada país. Ten en cuenta que la situación económica del país en el que quieres trabajar afectará a tus ingresos, así como factores como: 
 
  • la formación académica
  • edad
  • la experiencia laboral
  • el tamaño del centro en el que trabajes
  • tu especialización
  • tu puesto en el centro médico
Aquí puedes encontrar información salarial detallada de los países más populares. A continuación lo resumimos en una tabla para que tengas una visión general rápida.
  • EE.UU.: En Estados Unidos, tu salario depende en gran medida de tu formación académica. Las mejores oportunidades las tienes cuando tienes al menos una licenciatura. El rango de ingresos de las enfermeras pediátricas oscila entre los 52.000 y los 88.000 dólares brutos al año. Ten en cuenta que te encontrarás en el extremo inferior si tienes una diplomatura, y en el extremo superior si tienes un máster.
  • Alemania: Un factor positivo del sistema alemán es que cobras durante tu aprendizaje. Mientras estudias recibirás unos 1.100 euros al mes. Lo negativo es que esta cifra no aumenta demasiado cuando terminas la formación. Una enfermera de pediatría cobra alrededor de 28.000 euros brutos al año. Sin embargo, muchas enfermeras trabajan en el servicio público, lo que significa que su salario aumentará con su experiencia laboral. Al final puedes conseguir unos 39.000 euros si trabajas más de 15 años.
  • España: En España, puedes conseguir alrededor de 33.000 euros al año como enfermera titulada.
  • REINO UNIDO: Como enfermera recién titulada puedes ganar alrededor de 22.000 libras al año en el Reino Unido. A medida que vayas progresando, los sueldos oscilan entre las 26.000 y las 40.000 libras, en función de las competencias y responsabilidades que hayas adquirido.
  • Canadá: El puesto de entrada como enfermera pediátrica comienza en 55.000 dólares mientras que los trabajadores con experiencia ganan hasta 150.000 dólares. El salario medio en Canadá es de 88.000 dólares actualmente.
  • Noruega: El salario anual de una enfermera en Noruega es de unas 505.000 coronas noruegas, lo que se traduce en unos 50.000 euros o 55.000 dólares. 
  • Francia: El salario medio de una enfermera pediátrica en Francia es de 44.000 euros. Sin embargo, la ubicación puede influir, ya que se suele ganar más en las ciudades más grandes.
  • Italia: Como algunos sabrán, existe una diferencia salarial entre el norte y el sur de Italia. En la mayoría de los casos, los habitantes del norte suelen ganar más dinero que los del sur. El salario medio de una enfermera es de 30.000 euros al año.
  • Irlanda: El salario medio en Irlanda es de 32.000 euros cuando se siguen los pasos de la formación oficial que implica una licenciatura.
 
El cuadro muestra los ingresos brutos anuales en varios países:
 
País Rango Promedio
Canadá 55,000-150,000 $ 88,000 $
Francia 30,000-52,000 € 44,000 €
Alemania 19.000-39.000 €  28.000 €
Irlanda 31,000-36,000 € 32,000 €
Italia 24,000-62,000 € 49,000 €
Noruega 45,000-100,000 € 52,000 €
España 23,000-40,000 € 33,000 €
Reino Unido 26,000-40,000 £ 34,000 £
EE.UU. $52,000-88,000 $ 71,100 $

¿Debo convertirme en enfermera pediátrica? - Habilidades y cualificaciones

Debería convertirme en enfermera pediátrica - esa es la cuestión. Resumamos lo que ya hemos comentado: tus perspectivas laborales son estupendas. Si recibes una buena formación, puedes encontrar trabajo fácilmente. El salario, en la mayoría de los casos, es bueno, pero es necesario tener una formación especial que a menudo incluye un título académico. Pero estas consideraciones sólo se refieren a hechos concretos. ¿Qué pasa con tus habilidades y tus intereses personales?
 
Al trabajar como enfermera pediátrica, te enfrentarás a lesiones, traumas y enfermedades de los niños. Obviamente, esto no es para todo el mundo. Hay algunos factores de personalidad que pueden orientarte en la respuesta.
 
Deberías convertirte en enfermera de pediatría si:
  • eres extraordinariamente calmada y paciente
  • no te molestas cuando hay caos a tu alrededor
  • eres una persona atenta y cariñosa (no sólo con tus seres queridos)
  • te apasionan los niños
  • eres sociable
  • aprendes rápido
  • no temes a la responsabilidad
  • tienes una personalidad estable y puedes afrontar casos difíciles, incluso desgarradores
  • obtuviste buenas calificaciones en asignaturas como biología o psicología
  • eres una buena persona para hacer múltiples tareas a la vez.
Definitivamente, no deberías ser enfermera pediátrica si:
  • no te gustan los entornos clínicos
  • no puedes ver sangre 
  • te gustaría tener un horario de trabajo estable
  • no puedes lidiar con fluidos corporales, heridas abiertas o contacto corporal cercano
  • te asustas fácilmente cuando ves a una persona herida
  • tiendes a tener un estado de ánimo depresivo
  • sólo puede concentrarse en una cosa a la vez
  • te gustan los niños, pero sólo cuando son agradables
  • obtuviste malas notas en biología o en otras asignaturas relacionadas
  • prefieres evitar las responsabilidades
  • no quieres pasar 3-4 años de formación
En definitiva, podemos decir que la mayoría de las habilidades que necesita una enfermera de pediatría se pueden aprender, pero muchas personas que trabajan en este oficio son naturalmente buenas con los niños. Y esto nos lleva de vuelta al programa Au Pair.

¿Por qué deberías ser Au Pair antes de convertirte en enfermera pediátrica?

La decisión de ser Au Pair se basa en muchas razones diferentes. Pasar un año sabático te permite pensar en lo que realmente quieres en la vida y ver el mundo desde la perspectiva de otra cultura. Para las personas que se plantean una carrera sanitaria, el programa Au Pair ofrece tres ventajas sorprendentes. 
 
En primer lugar, puedes descubrir si realmente puedes manejar a los niños. Aunque te agraden tus hermanos pequeños o tus primos, nada se compara con ser responsable de un grupo de niños y cuidarlos varias horas al día. Te enfrentarás a rabietas, alegrías y todo lo demás. Si te siguen gustando los niños después de tu estancia como Au Pair, deberías pensar en una carrera de enfermería.
 
Por otro lado, ser Au Pair te permite aprender el idioma del país. Así que, si ya has decidido trabajar en el extranjero después, puedes perfeccionar tus conocimientos del idioma, ya que suele ser un requisito antes de encontrar un trabajo. Por último, pero no por ello menos importante: te familiarizas con el país y la cultura y esto es una ventaja inestimable. En caso de que planees quedarte en el país y construir una vida allí, ser una estancia Au Pair suele ser el primer paso.  
 
Como puedes ver, hay muchas buenas razones para ser Au Pair antes de empezar a trabajar, sobre todo si consideras la enfermería como una opción para ti. Esperamos que nuestra entrada en el blog pueda ayudarte a tomar una decisión sobre tu futura carrera. Si necesitas más inspiración echa un vistazo a nuestra serie de blogs de trabajos en la que hablamos de profesiones relacionadas con el Au Pair. Te deseamos lo mejor y no te olvides de dejar un comentario más abajo.
Regístrate gratis como candidato Regístrate gratis como Familia
Ayuda en el hogarpor Julia el 04 Feb, 2020Leer más »
San Valentín en el mundopor Felicia Di Pilla el 11 Feb, 2020Leer más »
Algunos comentarios...
Déjanos tu respuesta:
Nuestras redes sociales
Sigue nuestras cuentas de AuPair.com - visita nuestras redes sociales, únete a nuestra comunidad y recibe las últimas noticias del mundo Au Pair.
Suscríbete a nuestro boletín:
Suscribirse como:
Al registrarte, aceptas recibir comunicaciones de AuPair.com. Recuerda que puedes dejar de recibir nuestro boletin en cualquier momento.
Únete a nosotros
¿Tienes ganas de empezar el programa Au Pair? AuPair.com te ayudará a encontrar tu futura Au Pair / Familia anfitriona.
Regístrate con nosotros y conoce lo que podemos hacer por ti:
Registrarse como Aupair Registrarse como familia