au pair

¿Por qué deberías aprender Portugués?

aprende portugués
El programa Au Pair es una gran experiencia que te da la oportunidad de vivir en el extranjero sin pagar alquiler, entrar en contacto con una nueva cultura y hacer amigos internacionales mientras adquieres experiencia en el cuidado de niños. Es una experiencia valiosa para tener en tu currículum, e incluso es una experiencia importante por las habilidades lingüísticas que mejorarás: tendrás que hablar en un idioma extranjero todos los días para poder comunicarte con tu Familia Anfitriona y con tus nuevos amigos, e incluso para realizar tareas cotidianas como ir de compras o hablar con los lugareños. Por estas razones, el curso de idiomas es obligatorio en la mayoría de los países, pero te aconsejamos que participes en un curso incluso en aquellos países donde no es obligatorio.
Por último, al final de tu estancia Au Pair podrás anotar tus nuevos conocimientos lingüísticos en tu CV.

Además de estas motivaciones, en este artículo descubrirás por qué deberías aprender el idioma portugués durante tu experiencia como Au Pair en Portugal.
 

1. Se habla en muchos países

El portugues es el idioma oficial de Portugal, por supuesto, y de Brasil: el país más grande en Sudamérica, con una población de más de 211 millones de personas. Sin embargo, no todo el mundo sabe que hay 9 países miembros de la "Comunidade dos Países de Língua Portuguesa", que es una organización de países donde se habla principalmente portugués. Además de los dos países ya mencionados, incluye a: Angola, Cabo Verde, Timor Oriental, Guinea Ecuatorial, Guinea-Bissau, Mozambique y Santo Tomé y Príncipe.
 

2. Es una lengua romance

Si ya hablas una lengua romance, como italiano, francés, español o rumano será más sencillo para ti aprender Portugés.
Aquellos que deciden aprender portugués tienen una ventaja tremenda si ya hablan alguno de esos idiomas ya que serán capaces de entender los verbos irregulares, el género de los sustantivos y los sonidos del idioma.
Incluso si al principio no comprendes, en especial cuando escuchas, no estarás completamente perdido y progresar en tu nivel de portugués se verá como una meta muy posible para ti.
 

3. No es un idioma muy estudiado

Es cierto que el portugués se asocia a menudo con otras lenguas romances, especialmente el español, pero también se confunde a menudo con él.
No son muchos los que saben hablar este idioma, y en nuestra sociedad, cada vez más globalizada y en la que se nos exige destacar al máximo, tener esa destreza no es poca cosa. 
Saber hablar un idioma que no es tan común es una habilidad que se aprecia en muchos entornos laborales.
 

4. Aumentará tus perspectivas laborales

Como ya hemos dicho, saber un idioma extranjero va a enriquecer tu currículum y abrir nuevas posibilidades para tu carrera. Aunque la economía de Brasil ha tenido sus altibajos, es la octava economía del mundo y su economía está experimentando un verdadero crecimiento.
Brasil tiene un papel importante en los negocios internacionales, por lo que aprender portugués ahora es una muy buena idea.
 

5. Conocerás culturas increíbles

Ya que se habla en tantos países diferentes, abarca culturas muy diferentes entre sí, y todas únicas. Portugal es el país de donde procede todo: un país europeo profundamente ligado al mar y en el que hoy conviven el viejo y auténtico Portugal, y el Portugal actual. En un país tan grande como Brasil es posible encontrar cerca de una cuarta parte de las especies vegetales conocidas en el mundo y una gran variedad de animales. Además, es un país lleno de lugares fantásticos para visitar que dejarán a cualquiera sin aliento.
Aprender esta lengua te abrirá un mundo de posibilidades a la hora de viajar.
Viajar conociendo el idioma del lugar siempre es una ventaja, y en el caso de los países de habla portuguesa esto es aún más cierto, ya que te dará la oportunidad de vivir una experiencia auténtica gracias a que te permite salir de la ruta turística y conocer otros destinos.

6. Música para todos los gustos

Una parte importante de la cultura de los países lusófonos es la música. Desde Portugal hasta Brasil, pasando por Angola, Cabo Verde y Mozambique, vayas donde vayas verás que la música es una parte fundamental de estas culturas. 
Portugal es la cuna del fado, al igual que Brasil es la cuna de la bossa nova, pero la variedad de música en lengua portuguesa es enorme: al hablar este maravilloso idioma tendrás acceso a muchos más géneros musicales, como los géneros angoleños de la kizomba y la música kuduro.

7. ¡Todo el mundo tiene un pariente en Brasil!

Brasil experimentó una gran inmigración durante los siglos XIX y XX. No importa de dónde seas, probablemente tengas un pariente lejano (o incluso cercano) viviendo en Brasil. De hecho, entre 1870 y 1930, entre 2 y 3 millones de inmigrantes se instalaron en este hermoso país. La mayoría de ellos procedían de Europa, pero un número significativo también llegó de Oriente Medio y Asia.
La mayor parte de los europeos procedían de Portugal, Italia y Alemania y se instalaron principalmente en el estado de Rio Grande do Sul. También ha habido una fuerte inmigración a Brasil desde Japón. En 1908, los primeros inmigrantes japoneses llegaron al país tras un acuerdo entre los gobiernos brasileño y japonés.
Aprender este idioma puede ser una gran idea para reencontrarse con algún pariente lejano que viva en este sorprendente país, pero, aún si no tienes ningún progenitor allí puedes visitar todos los maravillosos lugares que ofrece Brasil.