au pair

Cómo viajar con poco presupuesto como Au Pair

por Alena Shandrak el Jan 21, 2020
Cómo viajar con poco presupuesto como Au Pair
¿Empezaste tu experiencia Au Pair y de vez en cuando tienes un fin de semana libre? Por supuesto, lo primero que se te ocurre es viajar y explorar el país en el que vives o tal vez visitar a tus amigos y familiares en casa. Pero, ¿es posible viajar con un presupuesto reducido como Au Pair? Sin duda, sí.

Dependiendo del país, los Au Pairs reciben una media de entre 300 y 400 euros de salario. Aunque que no tienen que pagar el alquiler ni comprar comida, sigue sin ser mucho dinero. Por lo tanto, probablemente sientas curiosidad por saber ¿cómo viajar a algún lugar sin gastar tu salario mensual? Hemos preparado grandes consejos y compartimos contigo nuestros propios descubrimientos.

1. Utilizar el transporte local

Sólo tienes que buscar en Google "(nombre de la ciudad/país) transporte local/público" y entrar en el mágico mundo del sistema de transporte, genuinamente agradable, a veces extraño pero generalmente asequible. Sí, a veces sus páginas web tienen versiones peculiares en inglés o reglas no muy claras, pero una vez que te sumerjas en él no te arrepentirás. Echemos un vistazo a Deutsche Bahn, por ejemplo. Tienen una aplicación increíble que te dirá casi todo sobre el transporte público local en cualquier región alemana. Así que imagina que necesitas ir de Stuttgart a Triberg (Baden-Württemberg) para ver sus bonitas cascadas. Compruebas los billetes y ves el disparatado precio de 48 euros por trayecto. Es demasiado caro para una Au Pair, ¿no? Pero hay una solución. Si buscas las "ofertas regionales" verás que el billete a cualquier lugar del territorio de Baden-Württemberg para todo el día sólo cuesta 24 euros. ¿Cómo es posible? Bueno, hay algunas restricciones como que sólo se puede utilizar a partir de las 9 de la mañana en días laborables y sólo con el transporte regional (significa que no es el ICE o el transporte que proporcionan las asociaciones de transporte de otras zonas distintas de Baden-Württemberg), pero ¿no es agradable gastar 24 euros de ida y vuelta en lugar de casi 100?

Consejo #1: No dudes en pedir asesoría a un servicio de atención al cliente. Por ejemplo, no dice en ningún sitio que si tienes un billete de 24 horas en Viena (8 euros, cubre todo el transporte público de Viena) y necesitas ir al aeropuerto que este billete no cubre, puedes comprar un billete ADICIONAL y pagar menos de 2 euros en lugar de comprar un billete sencillo al aeropuerto por al menos 5 euros (en tren público) o hasta 13 (compañía privada de trenes o un autobús). Pero los asesores amables compartirán esta información contigo, así que ¡aprovecha y habla con ellos!

Consejo #2: Comprueba también Omio y Blablacar, aunque ofrecen búsqueda internacional, también recogen ofertas de muchas compañías y a veces puedes encontrar opciones realmente baratas allí.

Consejo #3: Si quieres viajar dentro de Alemania también puedes consultar Flixtrain, aunque no tienen muchas rutas todavía a veces tienen ofertas bonitas y baratas.

2. Viajar con amigos

Otro truco es viajar con amigos. Normalmente, los billetes de grupo son mucho más baratos que los individuales, sobre todo si se trata de un grupo grande. ¿Recuerdas el billete regional de Baden-Württemberg? Si viajas solo te costará 24 euros. Pero si te llevas a un amigo, el billete te costará 30 euros para los dos. Es decir, que cada uno sólo gastará 15 euros. Y no es el final, si llevas a 3 personas contigo cada una pagará 10,50 ya que el billete cuesta 42 para 4 personas. El billete regional permite que hasta 5 personas viajen con un solo billete por tan sólo 48 euros (¡billete para todo el día!) En Italia, si viajas con 10 o más personas puedes obtener un descuento del 10 al 30%. En el Reino Unido, algunas compañías ofrecen billetes de autobús para grupos, así que tenga en cuenta esta opción. Idea: a veces incluso puedes llevar a gente al azar contigo si sólo necesitan un trayecto por el módico precio.

3. Comprar billetes baratos

Si quieres ir a otro país, hay muchas formas de hacerlo. Si viaja de Alemania a Francia o Bélgica, puede ser conveniente tomar un tren o un autobús. Flixbus o Blablabus, ofertas de tarifas de ahorro de DB o de las compañías ferroviarias de cualquier país. No te olvides de Omio para ver qué otras opciones puedes tener.

Si viajas a algún lugar lejano o simplemente no tienes tiempo para el autobús o el tren, es posible que quieras encontrar un vuelo barato. Hay muchos sitios web que te permiten buscar y comparar billetes de avión, y uno de ellos es Skyscanner. Te ofrece ayuda para encontrar los precios más bajos y los horarios más convenientes para tus viajes.

Consejo #1: Para ver los precios más económicos busca siempre los billetes, especialmente los vuelos, en modo privado o de incógnito.

Consejo #2: Probablemente ya lo sepas, pero si compras los billetes con unos meses de antelación puedes ahorrar mucho dinero.

Consejo #3: Suscríbete a los boletines de las compañías baratas o descárgate su app y activa las notificaciones. Tienen rebajas con bastante frecuencia y puedes enterarte de ellas en cuanto las anuncien. 

4. Descubrir las actividades gratuitas

Visitas guiadas gratuitas, días de museos gratuitos, iglesias o castillos con vistas impresionantes. Todas estas alternativas a los lugares turísticos de visita obligada pueden ofrecerte una experiencia diferente y ayudarte a ahorrar dinero. Si tienes el carnet de estudiante, úsalo, muchos lugares ofrecen precios reducidos para estudiantes o personas menores de una edad determinada. Consulta los eventos de Couchsurfing o simplemente busca en Google "actividades gratuitas (nombre del lugar)".

5. No comprar recuerdos en las tiendas de recuerdos

A todos nos ha pasado, pasear por el centro de una ciudad, curiosear y, de vez en cuando, comprar algunas tazas o imanes excesivamente caros con el logotipo de la ciudad. Si realmente necesitas estas cosas, entonces ve al supermercado o a cualquier lugar que NO sea una tienda de recuerdos y cómpralo allí. Pero te recomendamos que lleves algo bonito como comida o vino local, normalmente puedes encontrar opciones muy asequibles en los supermercados y a tus amigos o familiares seguro que les gustaría probar algo del país en el que has estado mientras escuchan tus historias sobre tu increíble experiencia de viaje. 

6. Averiguar sobre el dinero local

Parece fácil pagar cualquier cosa en la UE, ya que sus Estados miembros suelen utilizar el euro. Pero te sorprendería descubrir que algunos países utilizan ambas monedas, euros y su propia moneda, o solo su moneda. Por ejemplo, en Polonia se puede pagar tanto en euros como en złoty polaco (en algunos lugares solo se acepta el złoty), pero en Dinamarca o Croacia solo se puede utilizar su moneda local. Por supuesto, si pagas con tarjeta sólo te cobrarán algún tipo de cambio, pero para algunas cosas necesitas dinero en efectivo; por ejemplo, no puedes pagar con tarjeta en un autobús o en los baños públicos, así que necesitarás al menos algunas monedas. Infórmate de antemano y comprueba si el banco cobra una comisión elevada por el cambio de moneda.

7. Ahorrar en alojamiento

Dependiendo de su presupuesto y de tus preferencias, es posible que quieras encontrar un alojamiento asequible, barato o gratuito. Para la primera opción consulta Airbnb o Booking. Para la segunda, Hostelworld o Hostelbookers. También puedes ver lo que ofrecen Hotelscombined o Expedia, que comparan diferentes hoteles, habitaciones de hostales y pisos y puedes utilizar filtros para encontrar el que se ajuste a tus planes. Si no quieres pagar por una cama, intenta encontrar un anfitrión en Couchsurfing, en las grandes ciudades suele funcionar muy bien.

Pista: asegúrate de que el lugar ofrece toallas o taquillas de forma gratuita. Si no es así, mejor llévala contigo, te ahorrarás el alquiler y podrás utilizarla para otros viajes.

8. Establecer la cantidad máxima que quieres gastar

Parece una estrategia que no funciona, pero sí lo hace si no quieres gastar mucho dinero. Piensa en la cantidad que puedes o quieres gastar en tu viaje, incluyendo comida, alojamiento, regalos, transporte público, museos, etc. Consulta los precios de todos tus posibles gastos (¡Dios, guarde el internet!). Primera regla para los viajeros con poco presupuesto, llévalo todo en efectivo (nota: Eso sólo funciona para cantidades pequeñas, hasta 300 euros). ¿Por qué? Sencillo: es más fácil ver en qué gastas el dinero y de cuánto dispones todavía. También puedes anotar todos tus gastos diarios utilizando una de las aplicaciones creadas específicamente para ello o simplemente usando notas en tu smartphone. 

9. No comas en lugares elegantes

Por supuesto, si vamos a un nuevo país solemos querer probar la mítica "comida local". Pero créenos, con la globalización y algunas empresas muy invasivas (hola, Ronald McDonald) difícilmente podrás encontrar algo local (sobre todo si tienes alguna preferencia dietética específica). Así que nuestro consejo es que no te obsesiones con comer un caro "sándwich danés" o un "fish & chips británico", sino que pruebes la comida callejera (busca lugares no turísticos). Comprar comida preparada en los supermercados, buscar lugares fuera del centro de la ciudad o incluso comprar la comida y cocinarla puede ayudar a que tu cartera se quede medio llena en lugar de medio vacía. Si vas a países escandinavos o a Suiza, tal vez tenga sentido llevar algunos bocadillos o incluso pasta y verduras enlatadas; así podrás cocinarlas y ahorrarte el dinero de comprar estas cosas a precios más altos. 

Nota: Si realmente quieres probar algo de una cocina específica o "este bonito restaurante de lujo", hazlo pero ten un día y una hora determinados (algunos lugares ofrecen platos principales del menú a un precio reducido durante la hora del almuerzo).

10. Preguntar a los lugareños

Es perfecto si tienes un amigo en el lugar al que te diriges porque así puedes ahorrar mucho en casi todos los gastos. Pero incluso si no los tienes, puedes encontrar la manera de gastar menos preguntando a los lugareños dónde comer o qué ver. Puedes asistir a un recorrido a pie gratuito y preguntar a tu guía o simplemente ir a cualquier cafetería, tomar un café y hablar con el camarero. Otra cosa, "preguntar" no siempre significa preguntar directamente. Puedes visitar Like a Local, Spotted by Locals, o incluso el viejo TripAdvisor. Pero recuerda, no te fíes ciegamente de todas las reseñas online porque todos tenemos gustos y experiencias diferentes.

11. Prepararte

Por supuesto, a todos nos gusta ser espontáneos y románticos a veces y pensar que lo descubriremos todo al llegar a la ciudad o al país. Pero la experiencia demuestra que si vas a un país nuevo es mejor leer algunas guías y páginas web oficiales de turismo para ahorrarte el gasto en restaurantes extra caros o comprar 10 billetes sencillos en lugar de un billete de un día.

¿Tienes tus consejos y secretos para viajar con poco presupuesto? ¿Quieres compartirlos con el mundo? ¡Entonces escribe un comentario en esta entrada del blog o envíanos un mensaje en Instagram
Regístrate gratis como candidato Regístrate gratis como Familia
¿Cómo convertirse en trabajador social?por Felicia el 16 Jan, 2020Leer más »
Trabaja en una ONG después de tu estancia como Aupor Alena el 23 Jan, 2020Leer más »
Algunos comentarios...
Déjanos tu respuesta:
Nuestras redes sociales
Sigue nuestras cuentas de AuPair.com - visita nuestras redes sociales, únete a nuestra comunidad y recibe las últimas noticias del mundo Au Pair.
Suscríbete a nuestro boletín:
Suscribirse como:
Au pair
Familia anfitriona
Al registrarte, aceptas recibir comunicaciones de AuPair.com. Recuerda que puedes dejar de recibir nuestro boletin en cualquier momento.
Únete a nosotros
¿Tienes ganas de empezar el programa Au Pair? AuPair.com te ayudará a encontrar tu futura Au Pair / Familia anfitriona.
Regístrate con nosotros y conoce lo que podemos hacer por ti:
Registrarse como Aupair Registrarse como familia