au pair

Cómo hacer que tu Au Pair se sienta bienvenida

⏱ 8 min de lectura
Para que la estancia Au Pair sea exitosa, es importante que ambas partes se sientan cómodas entre sí. No siempre es fácil para los Au Pairs adaptarse a una cultura diferente a la suya, especialmente si no tienen una relación sólida con la Familia Anfitriona. Por eso creemos que es crucial crear un vínculo con la Au Pair antes de su llegada. A continuación, te damos algunos consejos que te ayudarán a cultivar ese vínculo durante la estancia de la Au Pair con tu familia.
Cómo hacer que tu Au Pair se sienta bienvenida

Antes de la llegada de la Au Pair

Antes de que llegue, sería bueno que hicieras algunas videollamadas hablando con tu futura Au Pair sobre tu familia, no solo en cuanto al aspecto práctico del trabajo, sino también para empezar a conocerse desde el principio a un nivel más profundo.
 
Además, es recomendable mostrar cierto interés en la vida de la Au Pair. ¿Cómo es su familia? ¿Tiene algún pasatiempo? Conocer a tu Au Pair antes de su llegada les ayudará a conectarse. También te mostrará algunas diferencias culturales que tal vez quieras tener en cuenta.

Los primeros días de la Au Pair con tu familia

1. Acogida de la Au Pair en el aeropuerto

El día que llega la Au Pair, debe quedar claro que tu familia está muy contenta de recibirla. Sabemos que la vida de muchas familias es ajetreada. Sin embargo, recoger a tu Au Pair de la estación de autobús/tren o del aeropuerto es algo que realmente puede marcar la diferencia. Muchas Au Pair pueden sentirse perdidas o mal recibidas si no hay nadie esperándolas a su llegada y si tienen que llegar a la casa por su cuenta.

2. Prepara una habitación confortable para la Au Pair

Una vez en casa, asegúrate también de que la habitación de la Au Pair sea acogedora. No es necesario que dediques mucho tiempo a arreglarla. Una habitación bien organizada, que huela bien y tal vez tenga flores para decorarla, será suficiente para que tu Au Pair sepa que estás feliz de que haya elegido a tu familia entre todas las demás para pasar su tiempo en el extranjero.

3. Permite que la Au Pair tenga tiempo para acostumbrarse a su entorno

Durante el primer día —o incluso durante toda la primera semana— muchas familias deciden no dejar trabajar a la Au Pair. Creemos que es muy buena idea darle tiempo a la Au Pair para que se adapte a su nuevo entorno. Enséñale la casa, dile dónde puede poner sus cosas y dónde guardas tú los aperitivos, dale la contraseña del wifi y todas las instrucciones necesarias para que pueda moverse con autonomía y sin pedirte permiso si quiere usar un electrodoméstico o ver la televisión. Debe quedar claro desde el principio que a partir de ahora esa será también su casa, aunque es correcto hablar de cualquier norma para asegurar una convivencia pacífica y evitar posibles malentendidos.

4. Muéstrale los alrededores a la Au Pair

Si las tareas de la Au Pair incluyen llevar a los niños al colegio o a las actividades de la tarde, no te limites a escribir la dirección. Obviamente, la Au Pair podrá utilizar su propio smartphone para llegar al destino, pero dedicarle tiempo a acompañarla y mostrarle el camino al colegio es un bonito gesto y ayudará a la Au Pair a sentirse segura desde su primer día de trabajo.

5.  Dale la bienvenida a la Au Pair con un regalo

Por último, ofrecer a la Au Pair un pequeño regalo de bienvenida sin duda ayudará a crear un vínculo agradable entre ustedes y a romper el hielo. No hace falta comprar nada caro. Una decoración para la habitación, un objeto que represente tu ciudad, un buen libro o incluso una planta serán regalos más que adecuados. Haz clic aquí para conocer todos nuestros consejos sobre qué regalar a tu Au Pair. Además, tus hijos podrían hacer un bonito dibujo de tu familia para la Au Pair. A los niños les encanta dibujar y no hay mejor ocasión que esta para hacer un bonito retrato familiar.

Estrecha el vínculo durante la estancia

Es importante que todos tus esfuerzos para que la Au Pair se sienta cómoda no se limiten a los primeros días. La relación entre ustedes y la Au Pair se desarrollará a lo largo de la estancia, por lo que no es necesario forzarla. Sin embargo, debes recordar incluirla en las actividades familiares.

6. Haz que la Au Pair se sienta parte de tu familia

Invita a la Au Pair a cumpleaños y reuniones con abuelos y tíos; si haces excursiones de un día fuera de la ciudad, pregúntale a la Au Pair si le gustaría acompañarte y conocer nuevos lugares. Muchas familias también deciden llevarse a su Au Pair de vacaciones con ellos para estancias más largas. En este caso, deberíais decidir y acordar de antemano si estos días se contarán como vacaciones o si la Au Pair tendrá que trabajar algunas horas.

 Integración en el vecindario

7. Anima a la Au Pair a hacer nuevos amigos

  • Es fundamental que la Au Pair haga amigos y conozca también a personas ajenas a la unidad familiar. El primer sitio para hacer amistades es el curso de idiomas. Es importante que siempre haya tiempo en la rutina de la Au Pair para dedicar al curso de idiomas. Puedes buscar una buena escuela de idiomas que ofrezca cursos de calidad cerca de tu casa. También es posible que la Au Pair necesite ayuda con la inscripción, por lo que informarse y ayudar no estará de más.
  • ​Como en muchos otros aspectos de la vida, ¡las redes sociales vienen en nuestra ayuda! Hoy en día es muy fácil encontrar grupos en diversas redes sociales donde conocer otras Au Pairs y personas internacionales que viven cerca. Si la Au Pair es tímida, puedes aconsejarle que busque uno de estos grupos y conozca a otras personas que, como ellas, estén deseosas de hacer nuevos amigos.
  • Por último, si conoces algún hobby que a tu Au Pair le guste practicar, puedes informarte sobre las posibilidades en tu localidad y sugerir a la Au Pair que continúe con él en la nueva ciudad. Esto no solo hará feliz al Au Pair, sino que también le ayudará a conocer gente con sus mismos intereses y le demostrará que te preocupas por sus pasiones. Además, al poder seguir con sus aficiones, los Au Pairs tendrán menos probabilidades de echar de menos su hogar.
Esperamos que después de leer nuestro artículo hayas comprendido que hacer que el Au Pair se sienta como en casa desde los primeros días es realmente sencillo. Todo lo que se necesita son algunos trucos para marcar la diferencia. Esto no solo será sumamente positivo para el Au Pair, sino que también los ayudará a ustedes a estrechar lazos y cooperar durante toda la estancia del Au Pair.