au pair

¿Cómo me preparo para acoger a mi primera Au Pair?

¿Es tu primera vez como Familia Anfitriona y te preguntas cómo prepararte para acoger a una Au Pair? No te preocupes. Si tienes en cuenta los siguientes puntos, acoger a un nuevo miembro de la familia será mucho más fácil.
Llegada de la Au Pair
Si ya has encontrado e invitado a una Au Pair, ya has dado un paso importante. Sin embargo, aún queda mucho por hacer. Antes de que llegue la Au Pair, hay algunas cosas que debes considerar y preparar. Los siguientes consejos pueden ser de gran ayuda si esta es tu primera Au Pair, aunque también si tienes algo de experiencia con Au Pairs. Antes de que llegue la Au Pair, o en los primeros días con una Au Pair, deberías tener en cuenta los siguientes puntos.

Regístrate gratis como candidato Regístrate gratis como Familia

Formalidades

Antes de la partida, aún hay algunas formalidades de las que tú y tu Au Pair deben encargarse. ¿Quién pagará los gastos de viaje? En la mayoría de los casos, el Au Pair es responsable de ello. Sin embargo, podrías reembolsar los gastos una vez que el Au Pair se una a tu familia. Haz clic aquí para más información. 

Por otra parte, la Au Pair deberá informarse sobre la validez de su seguro médico en el extranjero. Podrías apoyar a tu Au Pair reuniendo toda la información importante, seleccionando el seguro más adecuado para él/ella y asegurándote de que sea válido desde el primer día. No olvides hacer un contrato con la Au Pair y firmarlo. Es crucial que discutas todos los detalles del contrato en una videollamada con la Au Pair y que ambos lo firmen antes del inicio de la estancia. De esta forma, evitarán malentendidos y la estancia comenzará con buen pie.
 

Contacto con la Au Pair

Incluso antes de que llegue la Au Pair debes estar en contacto con ella para conocerse mejor y mejorar la relación. Hablen por Skype y teléfono regularmente o escríbanse correos electrónicos. Tener contacto regular con la Au Pair te ayudará a construir una relación con ella incluso antes de que llegue. Así, cuando la recojas en el aeropuerto, sentirás que estás recogiendo a alguien que ya conoces y no a una completa extraña. Comenzar la experiencia Au Pair con un nivel de confianza es fundamental para una estancia exitosa, basada en el respeto mutuo y la comunicación.
 

Prepara a los niños para la llegada de la Au Pair

Especialmente si se trata de su primera Au Pair, es necesario que prepares a tus hijos para la nueva situación. Explícales quién es la nueva persona que vivirá con ustedes y déjales claro que la Au Pair será un miembro más de la familia, casi como una hermana/hermano mayor, que los niños también deben respetar. 

Muestra a los niños fotos de la Au Pair y deja que se conozcan en una videollamada. De esta manera, también su relación comenzará a tener una base y el niño estará emocionado por conocer a la Au Pair.
 

Responsabilidades de la Familia Anfitriona 

Infórmate de antemano sobre las obligaciones de la Familia Anfitriona. Debes asegurarte de cumplir con los requisitos del programa Au Pair, especialmente en cuanto a horas de trabajo, tareas o dinero de bolsillo. Haz clic aquí para conocer más sobre las obligaciones específicas como Familia Anfitriona en tu país. 

Prepara la habitación de la Au Pair

Asegúrate de que la habitación de la Au Pair luzca acogedora y esté bien amueblada antes de que llegue la Au Pair. Haz reparaciones, limpia y ordena la habitación. Decora la habitación con algo que sepas que le gustará y compra flores o un pequeño regalo. Este pequeño gesto marcará la diferencia en su relación.

Dale tiempo a la Au Pair de instalarse

Hay otras cosas que pueden ser útiles durante los primeros días después de la llegada del Au Pair. Asegúrate de que la Au Pair se sienta cómoda y bienvenida y trata de ser comprensiva con su nueva situación. La Au Pair necesita tiempo para adaptarse a la nueva realidad con tu familia y cultura y es necesario que lo tomes en cuenta.

Dedícale tiempo a la Au Pair. Es una buena idea aprovechar los primeros días para pasar el mayor tiempo posible con el Au Pair y familiarizarla con la gente, el vecindario y las tareas. Muéstrale a la Au Pair las rutas importantes, por ejemplo, a la escuela y a la guardería, y preséntala allí. Explícale cómo funciona el sistema de transporte público, así como los electrodomésticos de tu casa.

No olvides establecer reglas familiares y un plan semanal, para que la rutina de la Au Pair esté clara para todos los miembros de la familia. De acuerdo con la normativa de tu país, planifica con antelación el registro de la Au Pair en las oficinas responsables y en una escuela de idiomas, así como la apertura de una cuenta bancaria.