au pair

¿Qué hacer si ocurre una vulneración de tus derechos como Au Pair?

⏱ 4 min de lectura
Sabemos que la ilusión de ser Au Pair es un sueño compartido por muchas personas alrededor del mundo. Sin embargo, aunque nuestro equipo hace todo lo posible para que todas las partes tengan una buena experiencia, existen casos en los que la Familia Anfitriona puede incumplir las normas del programa y vulnerar los derechos de la Au Pair. Sigue leyendo y entérate de qué hacer en esos casos.
vulneración de tus derechos como Au Pair

Desde su creación, el programa Au Pair ha ayudado a miles de Familias Anfitrionas y candidatas de todo el mundo, a vivir una enriquecedora experiencia de intercambio cultural y lingüístico. De hecho, desde Aupair.com, podemos asegurar que la mayoría de las personas que participan en el programa, manifiestan su satisfacción con los resultados del mismo.
 

Numerosas candidatas de todo el mundo han aprovechado la aventura Au Pair para crecer personal y profesionalmente, y crear recuerdos inolvidables.

 

Sin embargo, del otro lado de la moneda, las situaciones en las que algunas Familias Anfitrionas explotan y maltratan a sus Au Pair, no son poco comunes. La ausencia de una regulación precisa en la mayoría de los países donde se da el programa, hace que las Au Pair sean víctimas de un limbo legal en el que no son consideradas como trabajadoras o empleadas formales, “sino como miembros de la familia”.

 

Este estatus impreciso permite que algunas familias aprovechen el desbalance de poder que existe entre ellas y sus Au Pair, para lograr que las candidatas se vuelvan empleadas domésticas sub pagadas con montones de horas de trabajo extra. 

 

Desde AuPair.com condenamos por completo este tipo de maltrato, y nos esforzamos por ayudar a las candidatas a vivir una verdadera experiencia de intercambio en la que realmente se conviertan en miembros de la Familia durante el periodo que decidan estar en el país anfitrión. 

 

No somos una agencia de servicios completos. Esto quiere decir que no contamos con la influencia o poder legal para ayudar a las candidatas a denunciar algún tipo de maltrato recibido por la Familia Anfitriona, frente a las autoridades locales del país anfitrión. Por supuesto, esto no quiere decir que las Au Pair estén desamparadas o que no nos interese su bienestar durante la estancia. Nuestro equipo trabaja arduamente para procesar lo más pronto posible, cualquier queja presentada por los usuarios de nuestra plataforma. Sin embargo, nos parece importante resaltar que nuestro poder de acción solo nos permite bloquear perfiles indeseados para que no tengan contacto con ningún otro miembro de nuestro sitio web. Haz clic aquí para saber cómo trata nuestro equipo, las quejas que recibimos y qué medidas tomamos para garantizar su resolución.

 

La buena noticia es que existen varias medidas eficaces que puedes tomar para encontrar la familia ideal y sacar el mejor provecho de tu estadía. Acá te dejamos algunos consejos que puedes seguir para mantenerte alejada y/o protegerte de Familias que no cumplen con sus obligaciones como anfitrionas. Para esto, dividiremos los problemas más comunes que se presentan, en dos categorías: Vulneración de tus derechos como Au Pair y Vulneración de tus derechos como ser humano. 

¿Qué hacer si ocurre una vulneración de tus derechos como Au Pair? 

Primero que todos debemos aclarar a qué nos referimos con tus “derechos como Au Pair”. Presta atención, pues antes de iniciar el programa debe quedarte bien claro cuáles son esos derechos y debes asegurarte, a través de las entrevistas con tu familia, de que ellos también los conocen. Como Au Pair te corresponde: 

 

  • Un contrato Au Pair firmado por ti y tu Familia Anfitriona antes del comienzo de la estancia.

  • Una habitación privada que pueda cerrar con seguro. 

  • Tres comidas completas al día.

  • Una cantidad fija de dinero de bolsillo pagada de forma puntual (el monto varía según el país anfitrión) 

  • Un horario fijo de trabajo que no exceda la cantidad de horas establecidas por el programa en tu país anfitrión. 

  • Cierta cantidad de días libres y vacaciones de acuerdo con la regulación del país anfitrión. 

  • Tiempo libre para asistir a tu curso de idiomas. 

  • De no funcionar la interacción entre tú y la familia, también tienes derecho a recibir un preaviso que te permita encontrar otra familia o lugar para quedarte en el país anfitrión. 

 

En algunos países, la Familia Anfitriona incluso debe proporcionar a la Au pair un seguro médico. 

 

En el caso de no recibir algunos de estos beneficios:

 

Lo primero que debes hacer es hablar directamente con la Familia. Habla claramente acerca de cómo quieres que sean las cosas, incluso puedes apoyarte en el contrato que previamente deberían haber firmado. Intenta ser asertiva y respetuosa siempre. La buena comunicación debe ser una de las prioridades de la convivencia entre ustedes. 

Si no ves ningún cambio después de haber manifestado tu inconformidad, es hora de considerar cambiar de Familia. Asegúrate de tener alternativas, no cierres o inactives tu cuenta en AuPair.com. Busca lo más pronto posible otra familia en tu zona, y avisa a tu Familia actual con un tiempo prudente de anticipación, que has tomado la decisión de dejarlos.
 

Si quieres, puedes presentar una queja en nuestra plataforma. Así evitarás que otros usuarios pasen por lo mismo que tú. Ten en cuenta que solo podemos procesar quejas que estén respaldadas por evidencia. Así que procura siempre guardar capturas de pantalla de conversaciones importantes con tu familia, y una copia de tu contrato. 

Recuerda, es bueno ser flexible, pero no demasiado. Está claro que hay un desbalance de poder entre las Familias y las Au Pair, pero tus derechos no deberían ser negociables. Si no recibes lo que mereces, te corresponde buscar una Familia que sí respete el reglamento del programa. Te aseguramos que hay muchísimas en nuestra plataforma. 

¿Qué hacer si ocurre una vulneración de tus derechos como ser humano? 

Aquí nos ponemos más serios, la vulneración de derechos humanos es algo mucho más grave y amerita la intervención de las autoridades del país anfitrión. Existen varias formas en las que una Familia puede vulnerar tus derechos, estos son algunas de ellas: 

 

  • Has sido víctima de maltrato físico, verbal o psicológico (te golpearon, te insultaron o intentan manipularte para que hagas cosas que no quieres). 

  • Has recibido acoso sexual por parte de algún miembro de la familia. 

  • Te han encerrado y dejado sin comida durante varias horas o días. 

  • Has tenido que lidiar con alguno de los padres en estado de ebriedad o bajo la influencia de estupefacientes. 

En cualquiera de los casos te recomendamos proceder de la siguiente manera: 

  1. Sal de ahí. Los anteriores son casos en los que no se puede negociar. Ubica una fuente de apoyo, apenas llegues al país anfitrión, para que puedas irte tranquilamente a otro sitio en el caso de que tengas problemas. Estas fuentes de apoyo puede tratarse de un grupo de Au Pairs local, amigos internacionales o incluso el consulado de tu país. 
  2. Asegúrate de recolectar pruebas y haz una denuncia en la oficina de las autoridades locales. Puedes acudir a la policía para denunciar tu caso, el proceso será mucho más fácil si cuentas con pruebas. Recuerda, guarda capturas de pantalla, imágenes o videos que te puedan ayudar a demostrar que has sido una víctima de esa familia. ¿Existe algún organismo que intervino a la hora de obtener tu permiso como Au Pair? Contáctalos. No pierdes nada, al contrario, estás ayudando a que tus maltratadores reciban el peso de la ley.
  3. Si tienes dificultades para hablar la lengua local, pide ayuda a alguien de tu fuente de apoyo. Algunas comisarías de ciertos países anfitriones, también cuentan con traductores que pueden colaborarte a la hora de comunicarte.
  4. No te olvides de presentar una queja también en nuestra plataforma. Así nos ayudarás a proteger a otros usuarios.